Qué es el inbound marketing

que es el Inbound marketing

¿Sabes qué es el inbound marketing? Si no lo sabes, te adelantamos que se trata de una de las técnicas más usadas en la actualidad por todo tipo de empresas alrededor del mundo.

De hecho, desde su popularización, la fama de esta estrategia no ha parado de crecer, así que si te interesa el marketing debes saber de qué se trata.

La buena noticia es que en este artículo te explicamos de forma sencilla y entendible sobre el inbound marketing, una estrategia que está de moda.

Qué es el inbound marketing

El inbound marketing (en español a veces se le llama marketing de atracción) es una estrategia de marketing que tiene como objetivo acompañar a un cliente durante todo su proceso de compra: desde que lo inicia hasta que termina la transacción. 

En otras palabras, es el proceso que permite que un cliente se entere de que existe un negocio hasta que adquiere uno de sus productos o servicios.

Este proceso sigue una serie de fases y a través de distintas técnicas se le muestra al usuario contenido relevante para él, con el objetivo de que vea que el negocio tiene para él justamente lo que necesita.

Es decir, se personaliza el contenido que se le muestra o que se le envía por correo electrónico.

A diferencia del marketing tradicional, también llamado outbound marketing, en el inbound marketing es la empresa quien va hacia donde está el cliente y no al revés, además este proceso destaca por no ser agresivo y atraer a los clientes de forma natural u orgánica.

Historia del inbound marketing

Resumiendo el origen del inbound marketing te decimos que es creación de Hubspot, la famosa empresa estadounidense de marketing online. Ahora te contamos porqué esto es así.

El inbound marketing a diferencia del marketing tradicional, es una estrategia reciente, de hecho el término fue usado por primera vez en 2005 por Brian Halligan.

Sin embargo, comenzó a popularizarse en 2009 tras la publicación del libro  “Inbound Marketing: Get Found Using Google, Social Media and Blogs” escrito por Halligan y Dharmesh Shah, (fundadores de Hubspot), junto con David Meerman Scott.

Historia del inbound marketing

Tras el lanzamiento del libro y tras una bien planificada campaña de difusión en diferentes medios, el término se hizo cada vez más famoso y llegó a todo el mundo, siendo hoy una de las estrategias más usadas por emprendedores y grandes marcas.  

Fases del proceso de inbound marketing

En el inbound marketing se consideran fases que van desde el momento en que una persona se entera de que existe tu negocio hasta que realiza una conversión. Veamos en qué consiste cada una de ellas.

Fases del Inbound Marketing

Fase 1. Atracción o conciencia

La primera fase del inbound marketing es también la más conocida, y consiste en comenzar a atraer clientes de forma natural. Hacerles ver que existes y que tienes para ofrecerles justo lo que estás buscando.

Pero ¿cómo atraer a posibles clientes? Es sencillo, genera para ellos contenidos que sean interesantes y compártelos por distintas fuentes, por ejemplo:

  • Blog
  • Redes sociales
  • Notas de prensa
  • Canal de YouTube (aprende a subir tus propios vídeos aquí)
  • Publicidad boca a boca
  • Podcast
  • Videocast
  • Campañas SEM
  • Facebook Ads
  • Google adwords

Para que el proceso de atracción se produzca de forma eficiente hay varias cosas que debes cuidar, entre ellas debes trabajar el SEO de tu web y tus artículos, persuadir con tus textos, cuidar el copy y las fotos que publiques en redes sociales, entre otros aspectos.

A muchos les ha dado un excelente resultado el participar en eventos presenciales y virtuales relacionados con su área, ya sea como ponentes o como patrocinadores, así los asistentes a dicho evento les conocen.

Fase 2. Conversión

La siguiente fase tiene como objetivo que los posibles clientes se conviertan en lead, en otras palabras, que te dejen su correo y algunos de sus datos personales para almacenarlos en tu base de datos.

Por lo general, como recompensa a la persona por dar sus datos, se le ofrece algo a cambio, esto en marketing es conocido como lead magnet.

Pero ¿qué se puede ofrecer?

Tienes múltiples opciones pero las más comunes son libros electrónicos (ebook), plantillas, descuentos, cursos, contenido VIP en tu blog…

Si le ofreces a la persona algo que le interesa, las posibilidades de que quiera unirse a tu lista de posibles clientes es mayor. 

Fase 3. Educación y cierre

Para poder llevar a la persona que dejó sus datos a finalizar el proceso de compra, será necesario educarlo, esto es, mantenerlo informado con contenido útil y de interés para ella.

Dentro de esta fase entran en juego dos técnicas conocidas como lead nurturing  y lead scoring.

En primer lugar el lead nurturing se basa precisamente en el envío de esa información útil sobre lanzamientos, promociones, ofertas y sorteos, por ejemplo.

Para enviar el contenido adecuado a cada cliente se debe analizar su comportamiento o las respuestas que aporta.

Por su parte, el lead scoring es lo que podemos llamar una especie de sistema que va puntuando a la persona de acuerdo a su respuesta a la información que se le envía como parte del proceso anterior.

Esto ayudará a hacerle llegar cada vez más información relevante y no correos que vayan a parar a la papelera sin siquiera haber sido abiertos.

Además, esta puntuación permite determinar qué clientes potenciales tienen mayores posibilidades de finalizar una compra.

Como parte de esta fase nos encontrarnos además con el llamado remarketing dinámico, que consiste en volver a captar a quienes ingresaron a la web pero no concretaron una compra.

Pero ¿cómo lograr esto? Asegurándose de que esas personas vean anuncios de tu web mientras navegan por internet.

Para esto, el remarketing dinámico se encarga de espiar a través de las cookies cuales son los portales que la persona visita con más frecuencia.

Con solo saber cuáles son las páginas de visita más frecuente, se pueden mostrar allí los anuncios de la tienda, las promociones, etc.

La persona al ver qanuncios relevantes sobre lo que busca, se sentirá mucho más motivada a regresar a tu web.

Fase 4. Fidelización

El inbound marketing no termina con la compra, pues aún queda por delante fidelizar o retener al cliente, darle razones para que te siga comprando en el futuro.

Puedes valerte una vez más de las newsletter periódicas bien diseñadas y con texto llamativo (incluso desde el mismo asunto del correo), comparte ofertas, promociones, y en fechas especiales comparte algún detalle.

Todo esto hará que tu cliente ni siquiera piense en dejarte.

Beneficios del inbound marketing

Beneficios principales del inbound marketing

A estas alturas del artículo, ya deberías tener una visión general acerca del inbound marketing, así que veamos ahora algunas de sus beneficios.

En principio tenemos que con este método las posibilidades de llegar a un mayor número de posibles clientes se multiplican, y en consecuencia las probabilidades de vender más aumentan de forma notable.

Asimismo, debido a que enviarás información a las personas que voluntariamente te dejaron su correo electrónico, el contenido que envíes irá dirigido solo  a personas que han manifestado cierto interés en tu marca o tus productos.

Por eso, se duplicará la posibilidad de que esa persona vuelva a entrar a tu web y finalice su compra.

Gracias a que el inbound marketing hace uso de herramientas de automatización que permiten conocer los gustos  intereses de aquellos a quienes tienes en tu base de datos, podrás enviarles información adaptada totalmente a ellos. En consecuencia, la publicidad será mucho más efectiva.

Esta técnica además, ayuda a que tú negocio tenga su propia presencia en internet y no dependa de medios tradicionales como la radio, la televisión o el periódico para darse a conocer. Esto no solo es novedoso sino que incluso es mucho más económico.